Las comunidades de color más a riesgo de los efectos a la salud relacionados a la exposición a los productos químicos

Washington, DC – Hoy se les enviaron cartas al Senado y a la Cámara de Representantes exigiendo protecciones más fuertes para las comunidades impactadas desproporcionadamente de color, las comunidades indígenas, así como las comunidades de bajos ingresos en la reforma que se acerca de las leyes EEUU que gobiernan los productos químicos tóxicos – la Ley del 1976 para el Control de las Sustancias Tóxicas (TSCA, por sus siglas en inglés).

“Desde los asbestos en nuestras escuelas hasta los juguetes tóxicos en los estantes de las tiendas de 99 centavos a los productos químicos dañinos en los peces que pescamos y comemos, la salud de los residentes en las comunidades de color y en las comunidades de bajos ingresos está desproporcionadamente impactada por los productos tóxicos como un resultado de la política de los productos químicos viciada para los productos químicos actuales y anteriores,” dice Cecil Corbin-Mark de WE ACT (NOSOTROS ACTUAMOS, en español) para la Justicia Medioambiental, uno de los signatarios de las cartas, “Estas organizaciones medioambientales y otras exigen acción inmediata por parte del gobierno que le pongan fin a la exposición a los productos químicos tóxicos en nuestras vecindades que resultan en las peores consecuencias para la salud del asma, peso bajo al nacer y los cánceres como un resultado de la contaminación química desprendida en nuestras comunidades.”

“Las enfermedades como la diabetes, la enfermedad cardiaca, y el cáncer han contribuido a las disparidades grandes de la salud en las comunidades de la justicia medioambiental al aumentar las cantidades de estos productos químicos poco regulados y relacionados a estas enfermedades,” según el Dr. Mark Mitchell, de la Coalición para la Justicia Medioambiental de Connecticut. “Esta exposición está impactando a las generaciones múltiples de la gente, haciéndole más daño a los niños y a los ancianos.”

“Mientras que algunas empresas de cabildeo y grupos de enfrente para la industria de los productos químicos están concentrándose en las comunidades de color para decirles que la reforma de los productos químicos les hará daño, nosotros sabemos que lo contrario es cierto,” dice José Bravo de la Alianza Just Transition (Transición Justa, en español). “Además de la entrada química de la contaminación, ahora tenemos que luchar en contra de los grupos de enfrente de la industria que están intentando engañar a nuestras comunidades para poder continuar su explotación de los trabajadores y de las demás poblaciones vulnerables.”

La Sra. Monique Harden, de la organización, los Defensores para los Derechos Humanos Medioambientales añade: “Históricamente, los fabricantes construyeron plantas contaminantes en las comunidades tradicionales norteamericanas de origen africano y de otras comunidades, particularmente en Louisiana y Texas. 14 facilidades industriales tóxicas rodean a Mossville, el cual ha estado deshecho por el cáncer y otras enfermedades, pero las leyes de la nación han fallado en proteger a esta comunidad y a cientos como esta.”

Se espera que el Senador Frank Lautenberg y el Representante Bobby Rush introduzcan legislación para la reforma TSCA (siglas en inglés para la Ley para el Control de las Sustancias Tóxicas, en español) dentro de poco. Los Defensores para la Salud Medioambiental por todo el espectro están exigiendo la atención para las comunidades que no tienen los servicios que les corresponden y las más perjudicadas por la exposición a los productos químicos.